Natalia Massé: “Toda la sociedad, y especialmente la gente joven, tiene que luchar con las mujeres para romper la cadena de explotación” - El Bloc - Fundación Apip-Acam

Buscador
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Natalia Massé: “Toda la sociedad, y especialmente la gente joven, tiene que luchar con las mujeres para romper la cadena de explotación”

Publicado por Fundació Apip-Acam en Activitats · 8/3/2021 17:28:00
La Fundación Apip-Acam impulsa un nuevo Instagram dedicado a las mujeres en situaciones de exclusión y vulnerabilidad.


Natalia Massé con una de las mujeres del programa.

El tráfico de seres humanos es una práctica violenta y cruel que sufren miles de personas en todo el mundo. Es una de las formas de beneficio económico ilícito más comunes en nuestra sociedad y ya se considera como la nueva esclavitud del siglo XXI. Uno de los elementos que lo caracteriza es que se trata de un fenómeno sumamente determinado por el genero: ¾ partes de todas las víctimas europeas son mujeres y niñas.

La Fundación Apip-Acam lidera, desde los años 80, diferentes proyectos e iniciativas para hacer efectivo el derecho de las mujeres en entornos de prostitución a la atención social y residencial. También trabaja des del fenómeno de la globalización económica para visibilizar y promover mecanismos de protección y atención integran a las mujeres víctimas de trata de seres humanos con finalidad de explotación sexual, así como el desarrollo de programes de prevención e inserción para mujeres y mujeres transexuales, que se encuentran en situaciones de extrema vulnerabilidad y prostitución.

Hoy 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer Trabajadora, hablamos con Natalia Massé, para saber cuáles son los obstáculos que sufren estas mujeres para abordar con éxito el mercado laboral y si estamos hacemos el necesario para tratar y erradicar esta lacra. Natalia es la coordinadora del programa Mujeres de la Fundación Apip-Acam, socióloga y experta en género y migraciones sobre este fenómeno.

¿Cómo definirías el tráfico de seres humanos?
Es una vulneración de los derechos fundamentales de las mujeres y un delito de escala internacional, al cual no podemos dar la espalda. Nos hemos comprometido a luchar contra este crimen y proteger las víctimas internacional, nacional y localmente.

¿Y en qué consiste?
Consiste en captar y trasladar personas utilizando coacciones y engaños y aprovechándose de una situación de vulnerabilidad para explotarlas con finalidades diversas. Hoy en día, en nuestros entornos más próximos, estas mujeres se convierten en esclavas sexuales y laborales, son víctimas de matrimonios forzados o son obligadas a gestar bebés ilegalmente por su venta, entre otras prácticas.

Como dices, una de las finalidades del tráfico es la esclavitud sexual. ¿Crees que hay un vínculo entre la prostitución y la explotación sexual de mujeres y niñas?
Sí, sin lugar a dudas. El tráfico de mujeres es una práctica necesaria para “reclutar” mujeres y niñas para el mundo de la prostitución. Sin recurrir a este delito no se podría cubrir la demanda creciente de mujeres para ser explotadas sexualmente a carreteras, clubes, pisos y plataformas digitales. Así que sí, ambos fenómenos son inseparables.

¿A que te refieres cuando hablas de explotación sexual en plataformas digitales?
Cada vez hay más formas de explotación sexual y una de ellas es la pornografía. La utilización de las nuevas tecnologías por parte de proxenetas y traficantes es cada vez más común y nos tendría que alertar. Lo que es delito en el mundo real, tiene que serlo en el mundo virtual y, por eso, tenemos que prepararnos para poder detectar y proteger estas víctimas.

¿Cómo ha afectado la pandemia de la COVID-19 a las víctimas de tráfico o a las mujeres que ejercen la prostitución?
Muchas mujeres, que ya estaban en etapas de autonomía y habían conseguido rehacer sus vidas, han perdido sus trabajos. La inserción laboral es una de las estrategias más efectivas por el éxito de estos procesos de integración. Por eso, la pérdida de estos puestos de trabajo ha afectado muy negativamente a mujeres que ya habían conseguido desvincularse de la prostitución de subsistencia.

Además, el aislamiento social provocado por la COVID-19 ha provocado que muchas víctimas recuerden momentos traumáticos de sus vidas pasadas, provocando retrocesos en su recuperación y nuevos brotes de estrés puesto-traumático.


Natalia Massé.
¿Qué hace Apip-Acam para luchar contra el tráfico y la prostitución?
El programa Mujeres de la fundación ofrece una atención integral a las víctimas de trata para proteger y recuperado tanto estas mujeres como sus hijos/se menores. En colaboración con las administraciones públicas desarrollamos programes integrales que incluyen des de la acogida social y residencial hasta la asistencia jurídica especializada, psicológica y también proponemos formaciones y acompañamientos en toda clase de trámites y solicitudes.

También hacemos tareas de sensibilización en todos aquellos foros en los que participamos para visibilizar la implicación que tiene la gran demanda, el altísimo consumo de prostitución y pornografía y la industria criminal que se lucra de la explotación de las personas más vulnerables.

Una de nuestras últimas acciones para combatir este delito es la creación de una cuenta de Instagram, Apip-Acam Mujeres. Queremos que sea una plataforma para promover nuestras actividades y servicios, ofrecer información útil a las mujeres y compartir experiencias. Buscamos la sinergia con la sociedad civil, y sobre todo con la población joven, porque el tráfico nos ha de interpelar a todos y todas. Queremos que como comunidad. todo el mundo sea partícipe de este objetivo.

Así, ¿las nuevas tecnologías pueden ayudar a mejorar su situación?
Las nuevas tecnologías son aliadas en múltiples aspectos de la lucha contra el tráfico de personas. La trazabilidad del delito deja un rastro siempre en el Internet y también nos permite en las redes de apoyo difundir y sensibilizar. Pero no deja de preocuparnos la utilización de estas herramientas por la captación de jóvenes para explotarlas sexualmente. Canals digitales donde se presenta la prostitución y la pornografía como formulas fáciles e idealizadas de obtención de dinero, muy alejadas de la realidad que es vive.

Hoy es lo 8M. ¿Qué hace falta para cambiar esta lacra? Un deseo por el futuro.
Tiene que existir un compromiso total de toda la sociedad en esta materia. Las mujeres que se desvinculan de su situación de explotación necesitan que la sociedad ponga a su disposición todas las herramientas necesarias por su integración. No puede ser que su inserción sociolaboral dependa solo de su capacidad de resiliencia.

Necesitamos leyes, planes específicos que traten esta realidad con medidas concretas y formaciones especializadas por todos los agentes que intervienen. Necesitamos acabar con la impunidad que tiene este delito para poder reparar el daño ocasionado a las víctimas.

Tenemos que construir una sociedad de acogida con unas políticas públicas de ocupación adaptadas que sostengan las necesidades básicas de estas mujeres y para que consigan desarrollar sus itinerarios de vida de forma autónoma. En definitiva, toda la sociedad tiene que luchar con las mujeres para romper la cadena de explotación.

Bookmark and Share

Regreso al contenido | Regreso al menu principal