30 de julio: Día Mundial contra la Trata de Seres Humanos. La nueva esclavitud del siglo XXI - El Bloc - Fundación Apip-Acam

Buscador
Vaya al Contenido

Menu Principal:

30 de julio: Día Mundial contra la Trata de Seres Humanos. La nueva esclavitud del siglo XXI

Publicado por Fundació Apip-Acam en Actes · 30/7/2020 14:02:00

Desde el año 2013, cada 30 de julio se celebra el Día Mundial contra la Trata de Seres Humanos, una jornada designada por la Asamblea de las Naciones Unidas para concienciar y sensibilizar sobre este delito y defender los derechos de las víctimas.

La trata de seres humanos es una práctica extremadamente cruel que consiste en la captación de personas a través de amenazas, coacciones o engaños, aprovechándose de una situación de vulnerabilidad o desigualdad, con fines de explotación sexual, trabajo forzado, mendicidad, matrimonio forzado, creación de grupos armados o extracción de órganos.

Las personas que se ven sometidas a la trata son deshumanizadas y cosificadas, perdiendo así algunos de sus derechos fundamentales como el derecho a la vida, a la libertad sexual, a la integridad física, a la seguridad personal o a la libertad de expresión.

Las causas que provocan este fenómeno tienen un denominador común: la desigualdad. La trata de personas se aprovecha de la pobreza, el desempleo, la discriminación por razones de género, la ausencia de leyes, el endurecimiento de las políticas migratorias y la feminización de la migración laboral, entre muchas otras.

Es por ello que las personas más afectadas por la trata son aquellas que se encuentran en situación de vulnerabilidad y desprotección, sin acceso, en muchas ocasiones, a los servicios públicos, administrativos y jurídicos. Este hecho hace que, en ocasiones, no sea necesaria la coacción o la violencia, sino simplemente el abuso de su situación precaria.

Todo esto hace que la trata de seres humanos ya haya sido considerada como la nueva esclavitud del siglo XXI y una de las peores vulneraciones de los derechos humanos de toda la historia de la humanidad.

Fines de explotación sexual: una violencia contra las mujeres
Aunque la trata de seres humanos tiene diversos fines, según el último informe global de la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito (UNODC), el 59% de la trata se produce con fines de explotación sexual y el 94% de las víctimas con este fin son mujeres y niñas.

Esto expone una vinculación directa entre la prostitución y la trata: el consumo de prostitución genera una demanda de mujeres que la trata cubre y, a la vez, la trata promueve este mercado del sexo con la captación de mujeres y niñas para estos fines.

Por lo tanto, la trata no es solo una vulneración de los derechos humanos en general, sino que tiene un componente de género porque perpetúa la desigualdad, discriminación y violencia hacia las mujeres y, con ello, dificulta el camino hacia una sociedad más justa, ya que mientras las mujeres sigan siendo una mercancía no se podrá lograr la igualdad real.

Además, es un sector que crece cada año. Según datos de la Fundación Apip-Acam entre los años 2017 y 2019, hubo un incremento de mujeres en el entorno de la prostitución forzada que habían acudido a los centros de la entidad: en el 2017 se abrieron 81 expedientes nuevos y el pasado 2019, 132.


Imágenes de detección de víctimas de trata con fines de explotación sexual en calle o club

La aportación de Apip-Acam: campaña @likeasnowflakeaction
Desde el 2009, la Fundación Apip-Acam ha desarrollado programas y servicios para la detección, acogida integral, asistencia y protección a víctimas de trata con fines de explotación sexual. Las mujeres afectadas reciben atención personalizada, son acompañadas a través de lo distintos procesos y reciben el apoyo psicológico necesario para curarse de las experiencias traumáticas vividas y recuperar su dignidad y autoestima.

Además de esta atención integral, Apip-Acam ha desarrollado otras formas para luchar contra la trata. Una de ellas es la campaña Like a snow flake action. La Fundación, junto con la ONG belga Payoke, abrió el pasado 2019 una cuenta de Instagram, llamada @likeasnowflakeaction, para compartir las historias de diversas personas supervivientes de tráfico de seres humanos.

Las personas de las fotografías aparecen de espaldas, con las manos alzadas y cuentan su historia con sus propias palabras. Algunas imágenes no corresponden a víctimas de trata reales para preservar su privacidad y seguridad.


El mensaje que pretende transmitir la campaña es que cada historia de trata es única, como cada copo de nieve, y merece ser escuchada. Así, esta cuenta se ha convertido en una herramienta clave para sensibilizar a la sociedad con respecto a la trata: detrás del fenómeno de la trata hay personas reales, que han sufrido situaciones inimaginables pero que han sobrevivido y no pierden la esperanza. Actualmente, la cuenta recoge 42 historias de vida de personas de Bélgica, España, Eslovaquia, Francia, Italia, Portugal, Ucrania, Honduras, entre muchas otras.

Historias de vida
Una de las protagonistas de esta campaña es Alana, una mujer originaria de Rumania, que fue captada a través de la práctica del lover boy: su novio le propuso venir a Cataluña con él para trabajar en un restaurante. Sin embargo, cuando llegó la situación fue muy diferente. Él la obligó a prostituirse en un club y la aisló de su familia y amigos.

Otra historia es la de una mujer nigeriana a la que prometieron un trabajo en España, pero al llegar la forzaron a prostituirse para saldar los gastos de su viaje y el de su hija. Muchos meses después, esta mujer logró pedir ayuda y salir de esta situación.

También la campaña recoge el testimonio una madre a la que amenazaron con denunciarla a los servicios sociales y quitarle a sus hijos sino se prostituía. Por suerte consiguió escapar y ahora solo quiere pensar en un futuro mejor.

Otra experiencia es la de una mujer que viajó desde Honduras para trabajar como camarera y la obligaron a ejercer la prostitución. O la historia de una víctima que no quiere enfrentarse a su “Madame” en los juzgados por miedo a que tomen represalias contra su familia en Nigeria. O el testimonio de una mujer que mientras tuvo que prostituirse a la fuerza no se sintió una persona de verdad.


Imágenes de acogida y atención integral de víctimas de trata
Estas son solo una pequeña muestra de las centenares y miles de historias de mujeres víctimas de trata con fines de explotación sexual, que a pesar de la dureza de sus relatos muestran su fuerza y ganas de vivir.

Es por todas ellas que existe un Día Mundial contra la Trata de Seres Humanos. Un momento para reflexionar sobre esta lacra social y renovar el compromiso con la defensa de los derechos y libertades de las víctimas a través programas de asistencia, la responsabilidad de los Estados, la concienciación de la sociedad, el respeto de los convenios y protocolos contra la trata, la denuncia y persecución de este delito, el apoyo a las víctimas en su proceso de curación y recuperación de su dignidad humana.

Así, el Día Mundial contra la Trata de Seres Humanos pretende unir los esfuerzos de Estados, administraciones, instituciones, entidades y personas individuales para acabar con esta práctica y proteger así la dignidad, libertad, seguridad e igualdad de todas las personas víctimas de trata.



Bookmark and Share

Regreso al contenido | Regreso al menu principal