06/2020 - El Bloc - Fundación Apip-Acam

Buscador
Vaya al Contenido

Menu Principal:

La exclusión digital de las personas refugiadas se agrava durante la pandemia de la COVID-19: el reto de la universalización de los derechos digitales

Publicado por Fundació Apip-Acam en Activitats · 20/6/2020 11:54:00
La solidaridad de la ciudadanía y la sociedad ante la COVID-19

El acceso a internet fue considerado por la ONU el año 2011 un derecho humano. La inclusión digital y los derechos digitales se han convertido, en muy poco tiempo, en el instrumento fundamental que permite no únicamente el acceso a la información sino también, como se ha podido comprobar durante la pandemia, el acceso a la formación, al libre desarrollo de competencias, al seguimiento sanitario, a la inclusión y participación, y a disfrutar de las mismas oportunidades.

La pandemia de la COVID-19 ha comportado una situación de aislamiento que ha evidenciado la gravedad de la fractura o brecha digital y la precariedad de los derechos digitales, concretamente del derecho a internet, de las personas refugiadas y solicitantes de protección internacional. De no haber intervenido muchas personas no hubieran podido continuar su educación, su formación o terapia porque no tenían acceso a internet, agravando aún más las situaciones de desigualdad e injusticia.
Para la Fundación Apip-Acam, facilitar tanto la conectividad como los equipos ha sido uno de los retos más importantes de esta pandemia para que nadie estuviera aislado ni nadie se quedará atrás.

Diana, originaria de Colombia, vive en un piso de acogida con su marido y su hija. Con la nueva tableta, Diana y su marido podrán iniciar en breve una formación profesional en línea y su hija, de once años, continuará con su aprendizaje escolar.


Diana recibiendo la nueva tableta

Lims, de 20 años y proveniente de Guinea Conakri, se estaba formando laboralmente cuando se decretó el estado de alarma. Ahora, gracias al ordenador, donado por el Proyecto Labdoo, puede continuar sus estudios a través de internet y, además, ha podido recuperar parte de sus contactos y red social de apoyo, sobre todo con sus mentores del programa de Mentoria de la Secretaria de Igualdad, Migraciones y Ciudadanía de la Generalitat de Catalunya.

Lims recibiendo el nuevo ordenador donado por el Proyecto Labdoo

Hussen, de 77 años, llegó a Barcelona con su mujer el mes de mayo, durante el estado de alarma, desde Palestina. Con los nuevos medios electrónicos podrán mantener el contacto con los suyos e iniciar un proceso de aprendizaje del idioma en línea, así como recibir el apoyo psicológico y jurídico necesarios.


Hussen recibiendo la nueva tableta.

María, de 12 años, vive con su madre en un piso de acogida porque tuvieron que huir de su país de origen. Con este portátil, María puede continuar sus estudios de primero de la ESO que había comenzado en una escuela pública de Barcelona.


Maria recibiendo el ordenador portátil cedido por La Associación de Mujeres Juezas de España (AMJE)

La familia formada por Fernando, la Catherine y la Geneisis, de 36, 28 y 8 años respectivamente, también han recibido un ordenador. Con él, Fernando y Catherine quieren formarse y cumplir su sueño de abrir un negocio en nuestro país y su hija podrá continuar con su formación básica.


Fernando, Catherine i Geneisis con las técnicas de Apip-Acam y el nuevo ordenador donado pro el Proyecto Labdoo.

Otra familia es la de la Natacha, de 29 años, y sus tres hijas, provenientes de Haití. Las tres quieren aprovechar el verano para aprender el catalán y así empezar mejor el nuevo curso en septiembre. Gracias al nuevo ordenador, cedido por el Proyecto Labdoo, podrán hacerlo.


Natacha y sus hijas con el nuevo dispositivo electrónico.

Sanu, una joven de 21 años, después de sufrir una grave experiencia de explotación sexual, vive en un piso de acogida, donde con la ayuda de diferentes profesionales lucha cada día por salir adelante. El sueño de Sanu es convertirse en la cocinera del mejor restaurante de Cataluña y gracias al portátil que le han dado podrá prepararse para conseguirlo. De momento y hasta que abran la escuela, sigue cursos de catalán y ofimática en línea.


Sanu con el ordenador portátil donado por La Associación de Mujeres Juezas de España (AMJE)

Mar y Jessica, de 32 y 25 años, también han recibido un ordenador portátil para poder formarse. Las dos fueron víctimas de trata de seres humanos y fueron acogidas con sus hijas de 18 meses y 2 y 6 años. Mar quiere empezar un curso de manipuladora de alimentos y Jessica iba a comenzar un curso de monitora de comedor cuando se decretó el estado de alarma y tendrá que esperar para continuarlo. Mientras tanto, asegura que aprovechará para mejorar el catalán. Además, sus hijas podrán acceder al contenido multimedia que envía la guardería y continuar el vínculo con sus maestros por internet.


Recepción del ordenador portátil donado por La Associación de Mujeres Juezas de España (AMJE)

La generosidad y solidaridad de las siguientes entidades ha contribuido a hacer más pequeña la brecha para las personas solicitantes de protección internacional y ha permitido que todas ellas hayan vivido más acompañadas durante el confinamiento, sintiendo tanto el apoyo de la solidaridad como las posibilidades que ofrece internet.
-El Proyecto Labdoo y el Programa de Mentoría de la Secretaría de Igualdad, Migraciones y Ciudadanía de la Generalitat de Cataluña ha facilitado 15 ordenadores portátiles para familias refugiadas de Barcelona, ​​Lleida y Girona.
-La Asociación de Mujeres Juezas de España (AMJE) ha donado 7 portátiles para mujeres víctimas de trata de seres humanos con fines de explotación sexual.
-La Fundación Migranodearena ha cedido, a bajo coste, 70 equipos, torres y pantalla y los ha preparado de manera gratuita.
-La Fundación Guifinet ha facilitado el acceso compartido a  wi-fi  a algunas familias refugiadas que viven en pequeños municipios
-La obra Social la Caja de Zaragoza ha dado tabletas y portátiles
-La Fundación Telefónica ha obtenido datos de internet por los usuarios y usuarias a bajo coste

Todas estas donaciones externas, junto con las actuaciones que hemos financiado con fondos propios o fondos provenientes de la subvención del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones han  permitido la conexión de unas 300 familias, todas ellas han podido salvar el aislamiento digital y seguir su proceso de formación e inclusión.
 

Bookmark and Share

20 de junio de 2020: Día Mundial del Refugiado. Humanidad en tiempos de pandemia: 246 personas llegan durante la pandemia a los centros de la Fundación Apip-Acam

Publicado por Fundació Apip-Acam en Actes · 20/6/2020 10:54:00 · Download Video-Familia-Refugiada-Soria.mp4
Regreso al contenido | Regreso al menu principal